25 entonces el hombre rejuvenece;¡vuelve a ser como cuando era niño!