18 Cuídate de no dejarte seducir por las riquezas;no te dejes desviar por el soborno.