24 Él no toma en cuenta a los que se creen sabios;por eso le temen los mortales».