18 Porque él hiere, pero venda la herida;golpea, pero trae alivio.