5 Los hambrientos se comen su cosecha,y la recogen de entre las espinas;los sedientos se beben sus riquezas.