4 —¿Tienes razón de enfurecerte tanto? —le respondió el SEÑOR.