14 —¡De ninguno! —respondió—. Me presento ante ti como comandante del ejército del SEÑOR.Entonces Josué se postró rostro en tierra y le preguntó:—¿Qué órdenes trae usted, mi Señor, para este siervo suyo?