48 —¿De dónde me conoces? —le preguntó Natanael.—Antes de que Felipe te llamara, cuando aún estabas bajo la higuera, ya te había visto.