2 Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la podaa para que dé más fruto todavía.