24 Entonces Anás lo envió,a todavía atado, a Caifás, el sumo sacerdote.