8 —Ya les dije que yo soy. Si es a mí a quien buscan, dejen que estos se vayan.