27 Luego dijo al discípulo:—Ahí tienes a tu madre.Y desde aquel momento ese discípulo la recibió en su casa.