29 —Porque me has visto, has creído —le dijo Jesús—; dichosos los que no han visto y sin embargo creen.