52 Cuando les preguntó a qué hora había comenzado su hijo a sentirse mejor, le contestaron:—Ayer a la una de la tardea se le quitó la fiebre.