50 Después Abimélec fue a Tebes, la sitió y la capturó.