Pe

16 Todos tus enemigos abren la bocapara hablar mal de ti;rechinando los dientes, declaran burlones:«Nos la hemos comido viva.Llegó el día tan esperado;¡hemos vivido para verlo!»