Caf

31 El Señor nos ha rechazado,pero no será para siempre.