56 y tú escuchaste mi plegaria;no cerraste tus oídos a mi clamor.