2 Nuestra heredad ha caído en manos extrañas;nuestro hogar, en manos de extranjeros.