44 se trata entonces de una persona infectada e impura. El sacerdote la declarará impura por esa llaga en la cabeza.