34 Pero los campos alrededor de sus ciudades no se venderán, pues son su propiedad inalienable.