28 El ángel se acercó a ella y le dijo:—¡Te saludo,a tú que has recibido el favor de Dios! El Señor está contigo.b