41 —Marta, Marta —le contestó Jesús—, estás inquieta y preocupada por muchas cosas,