17 Es más fácil que desaparezcan el cielo y la tierra, que caiga una sola tilde de la ley.