2 Les dijo: «Había en cierto pueblo un juez que no tenía temor de Dios ni consideración de nadie.