La entrada triunfal

28 Dicho esto, Jesús siguió adelante, subiendo hacia Jerusalén.