13 De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: