16 Volverá, acabará con esos labradores y dará el viñedo a otros.Al oír esto, la gente exclamó:—¡Dios no lo quiera!