57 Pero él lo negó.—Muchacha, yo no lo conozco.