24 Por fin Pilato decidió concederles su demanda: