32 Estaban asombrados de su enseñanza, porque les hablaba con autoridad.