36 Los que habían presenciado estas cosas le contaron a la gente cómo el endemoniado había sido sanado.