29 —El más importante es: “Oye, Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señora —contestó Jesús—.