45 Tan pronto como llegó, Judas se acercó a Jesús.—¡Rabí! —le dijo, y lo besó.