27 »El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado —añadió—.