52 porque tenían la mente embotada y no habían comprendido lo de los panes.