23 Después de despedir a la gente, subió a la montaña para orar a solas. Al anochecer, estaba allí él solo,