22 —No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete vecesa —le contestó Jesús—.