27 Pues debías haber depositado mi dinero en el banco, para que a mi regreso lo hubiera recibido con intereses.