6 A medianoche se oyó un grito: “¡Ahí viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!”