11 Entonces el diablo lo dejó, y unos ángeles acudieron a servirle.