32 Mientras ellos salían, le llevaron un mudo endemoniado.