4 A su paso se derriten las montañascomo la cera junto al fuego;se parten en dos los vallescomo partidos por el agua de un torrente.