13 Pero ahora yo vengo contra ti—afirma el SEÑOR omnipotente—.Reduciré a cenizas tus carros de guerray mataré a filo de espada a tus leoncillos.Pondré fin en el país a tus rapiñas,y no volverá a oírse la voz de tus mensajeros.