4 ¡Y todo por las muchas prostitucionesde esa ramera de encantos zalameros,de esa maestra de la seducción!Engañó a los pueblos con sus fornicaciones,y a los clanes con sus embrujos.