15 En cambio, los gobernadores que me precedieron habían impuesto cargas sobre el pueblo, y cada día les habían exigido comida y vino por un valor de cuarenta monedasa de plata. También sus criados oprimían al pueblo. En cambio yo, por temor a Dios, no hice eso.