28 Pero en cuanto eran liberados,volvían a hacer lo que te ofende;tú los entregabas a sus enemigos,y ellos los dominaban.De nuevo clamaban a ti,y desde el cielo los escuchabas.¡Por tu inmensa compasiónmuchas veces los libraste!