36 Pero cada vez que el arca se detenía, Moisés decía:«¡Regresa, SEÑOR,a la incontable muchedumbre de Israel!»