6 Pero ahora, tenemos reseca la garganta; ¡y no vemos nada que no sea este maná!»