8 ¿Pero cómo podré echar maldicionessobre quien Dios no ha maldecido?¿Cómo podré desearle el mala quien el SEÑOR no se lo desea?